miércoles, 12 de agosto de 2009



Quiero quedarme así

y gritar hasta el extremo.

Saber que por mucho que diga

nunca lo estoy diciendo todo.



No.

No existe esperanza alguna

en ningún lugar de mi pensamiento

pero mañana volveré a preguntármelo.




A un día lleno de alegría

motivada por nada aparente

le sigue un día lleno de tristeza

motivada por miles de razones.




Es difícil nacer

abandonar el refugio

abrir los ojos

contemplar las cosas desde fuera.

Llorar para que nos amamanten.



Siempre esperando una señal

que de pie a lo absurdo de mi existencia

pero sólo llega el grito

como miedo a la respuesta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario