lunes, 30 de marzo de 2009

David González


No sé tú
pero en lo que
a mí concierne
hace tiempo ya
que me cansé
de despellejarme
la piel
de mis nudillos
llamando
a ciertas puertas
que hagas
los méritos
que hagas
ni se abren
ni se abrirán nunca
así las alcancen
las salpicaduras
de la sangre
de tus nudillos ro
tos

entonces me dije
david, tío,
tienes dos pies,
tienes dos pies,
david, colega,
y pensé en echarlas
abajo,
las puertas,
a patadas,
a patada limpia
con las puertas
y con los cobardes
que se escondían
detrás de ellas

luego recapacité
y lo pensé mejor
y después fue
cuando me decidí
a levantar
mi propia casa
y con mis propias manos

siempre abiertas.


Aquí os dejo un poema de David González, para mí, uno de los grandes poetas de nuestro país.
Este poema pertenece al libro "En las tierras de Goliat". No dejéis de compraros "el demonio te coma las orejas" reeditado ahora por la editorial Glayiu. Vale la pena. Yo ya lo tengo en mi estantería.