jueves, 30 de diciembre de 2010

Yo en tus manos
tú en mis manos.
No es lo mismo,
tú no vas a caer.
Yo intento inventar algo palpalble
que no muera nunca.
Eso no existe cariño, la gente lo sabe.
Yo intento inventar algo palpable
que no muera nunca.
Pero llega el vértigo.

2 comentarios:

  1. No cuestionarse el morir, ni los precipicios, sólo ese momento en las manos que no existe.

    ResponderEliminar