miércoles, 15 de julio de 2009

Vicente Muñoz Álvarez


El Silencio del Rey Mono

Ciertas noches el Rey Mono
duerme bajo la lluvia
en las colinas
escuchando el latido de la selva
lejos de su tribu.
Descansa triste encaramado
a un árbol
mientras el agua desciende
a chorros por su pelo.
Y aunque los demás monos le esperan
(y planean tal vez una revolución),
él mira la luna
con los ojos llenos de inquietud
y el mentón entre las palmas negras
de sus manos.

Ahí está:
quieto, callado,
como una alegoría extraña
del silencio.

Y nadie ha sido capaz
de interpretar nunca su sueño.

Vicente Muñoz Álvarez. Privado (Editorial Baile del Sol) 2005.

1 comentario: